consejos para la recuperación del joven jugador de fútbol

Pronto será retomado de nuevo; este artículo ofrece muchos consejos prácticos sobre cómo manejar bien los entrenamientos y partidos; también conceptos importantes sobre la prevención del dopaje; buena lectura.

consejos para la recuperación del joven jugador de fútbol

  • A/ Alimentación y fútbol para el joven jugador
  • B/ Trucos, trucos, consejos y trucos
  • C/ Prevención del dopaje

Para progresar, hay que estar interesado en los aspectos del juego, por supuesto; pero también en todo lo que rodea a tu deporte: nutrición, estiramientos, calidad del sueño, atención médica, escuchar tus sensaciones para adaptarte a tu estado de salud, etc.”.

Fuente de alimentación, Hidratación

Primero, algunas explicaciones para entender:

Hasta la edad de 18 años, el cuerpo está en pleno crecimiento: hay que llevar un buen “combustible” para asegurar un buen crecimiento.

La mejor manera para que el cuerpo tenga todo lo que necesita para asegurar un buen crecimiento, buena salud y rendimiento en el deporte es comerlo todo, en una cantidad equilibrada, de diversas maneras.

Para contraer el músculo se necesita energía

Esta energía se obtiene quemando “combustible”; este combustible es principalmente “carbohidratos” (alimentos: cereales, pan, pasta con almidón, patatas de arroz, etc.), un poco de grasa (que se encuentra bajo la piel), y un poco de proteína (alimentos: carne, pescado, huevos, productos lácteos, legumbres). Si no hay suficiente combustible, el organismo está “fuera de servicio”, como si no se hubiera puesto suficiente combustible en un coche.

Para tener un esqueleto fuerte, hay que introducir calcio en la dieta diaria: a partir de los 22 años es demasiado tarde, los huesos se forman definitivamente. El calcio se encuentra en los productos lácteos y en algunas aguas minerales.

Durante el ejercicio, los músculos se contraen, lo que libera calor, como el motor de un coche (con pistones); para reducir este aumento de temperatura, se debe añadir”refrigerante”. Además, durante el ejercicio suda para perder agua. Estas son dos razones para beber antes, durante y después del entrenamiento o el juego.

Si no traes suficiente combustible antes de una sesión de entrenamiento o un partido

Es la falta de combustible (= “hipoglucemia” = “ansia”), el jugador tiene mareos, pierde fuerza, sus reflejos son menos buenos. Y si no traemos suficiente combustible: para encontrar energía el cuerpo irá a explotar sus reservas musculares, lo que debilitará los músculos: por lo tanto un mayor riesgo de lesiones, estiramientos, contracturas.

Si el organismo carece de agua durante el ejercicio: la temperatura corporal sube, el dolor de cabeza se agrava, el corazón late más rápido, el corazón late más rápido, hay menos reflejos, perdemos potencia, perdemos “lucidez” (análisis del buen juego), los músculos y los tendones están menos hidratados y dolerán más.

Perder 1% de su peso en agua = perder 10% de fuerza; por ejemplo, un jugador de 60kg que pierde 600g de agua (sudor y evaporación) pierde 10% de fuerza! Cuando tienes sed ya es demasiado tarde, significa que ya has perdido el 1% de tu peso en agua.
Consejos para comer bien todos los días:

Desayuno bien por la mañana para traer combustible durante varias horas

(importante para los músculos pero TAMBIÉN para el cerebro porque la memoria funciona con la presencia de azúcar en el cerebro):

Carbohidratos = cereales pastosos, pan integral o de cereales; calcio y proteínas = yogur o un poco de requesón o un pequeño vaso de leche o “leche de soja” enriquecido con calcio o un poco de queso; fibra y vitaminas = fruta de temporada o kiwi o un poco de compota o jugo 100% puro; una bebida: leche y/o zumo de fruta y/o chocolate y/o té y/o café. Evite el café con leche (porque no es fácil de digerir)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *